El “revival” del Merlot en los mercados no tradicionales

El “revival” del Merlot en los mercados no tradicionales

El consumo de este varietal está creciendo en países como Colombia, China, Rusia y Suecia, mientras que en Francia, Italia, Reino Unido y Estados Unidos cae. Las exportaciones argentinas acompañan ambas tendencias.

Laura Saieg
lsaieg@areadelvino.com

 


“No, si alguien pide Merlot me voy”, dijo Miles en la que quizás sea la parte y frase más recordada de la película Sideways del 2004. “No estoy tomando ningún jodido Merlot”… Estas palabras quedaron en el imaginario del consumidor e indudablemente la repercusión de esta película se observó rápidamente en la caída de las ventas de este varietal que encubó una mala fama. Correlativamente, el Pinot Noir se convirtió en la estrella de ese momento. Sin embargo, el Merlot decidió continuar la batalla en los mercados no tradicionales, donde es valorado junto con el Cabernet Sauvignon, como la cepa de todos los tiempos.

En este sentido, según datos de Euromonitor International, el consumo del Merlot está mostrando números positivos en mercados no tradicionales, o nuevos, como por ejemplo Colombia, China, mientras que en los tradicionales la caída se ha visto acentuada en Francia, Italia, Reino Unido y Estados Unidos.

Esto que sucede también se ve reflejado en las exportaciones Argentinas según destinos. Pero también, cuando se toma el total acumulado de vino fraccionado y granel de Merlot, entre enero y septiembre de 2011 frente al 2012, el aumento fue del 7% en valor FOB, del 4.5% en volumen y 2.3% en precio promedio, lo que da promedio del litro de U$S 2.84. Estos datos se desprenden del informe sobre las exportaciones argentinas del Observatorio Vitivinícola Argentino (OVA).

Según los enólogos argentinos, esta variedad ha sido muy castigada en el mundo, y en Argentina no se le ha dado la promoción e importancia dentro de los establecimientos como al Malbec y Cabernet Sauvignon.

Sin embargo, destacan que de a poco encontró su lugar y los winemaker del país encontraron el clon y el rendimiento justo con el que deben trabajar para mostrar perfectos ejemplares. Asimismo, ha sido una excelente cepa para cortes de grandes vinos, agregando la elegancia, concentración, el toque de piracina y fruta madura. Por lo que dentro de poco, la pregunta será: ¿el Merlot dejará de ser sólo el compañero de otra variedad, o también ocupará un espacio entre los vinos monovarietales en el mercado externo?

Consumo vs. Exportaciones argentinas

Según Euromonitor International, entre el 2006 y 2011 Colombia experimentó un crecimiento en el consumo del Merlot del 11,7%, siendo el año pasado de 1.891.706 de litros. Mientras que en China el aumento fue del 37,7%, llegando a consumir 223.074.000 de litros. En este último mercado lo interesante se refleja en el porcentaje de consumo de esta cepa en relación con las otras variedades, el cual fue en el 2011 del 15,8%.

En base esto, cuando se evalúa las exportaciones de Merlot de Argentina a estos mercados los números muestran una correlación con lo que sucede en el consumo. En el caso de Colombia los números son interesantes, pero incipientes. En el acumulado de enero-septiembre, según el OVA, entre el 2010 y 2012, los envíos de vino de esta cepa crecieron 24,1% en valor FOB, pasando de U$S 256.725 en el 2010 a U$S 318.591 en el 2012.

Cuando se analiza China, la situación cambia considerablemente. Cuando se evalúa cuáles son las variedades más exportadas en el 2010, el Merlot ocupaba el octavo lugar, mientras que en el 2012, pasó a ser la cuarta variedad más exportada a China. En el acumulado enero-septiembre del 2010 versus el 2012, los envíos experimentaron un crecimiento del 400%, tanto en valor como en volumen.

Contrario lo que sucede en estos mercados, se ubican dos destinos importantes para Argentina, Estados Unidos y Reino Unido, que muestran una mala performance en relación al consumo del Merlot. El primero de ellos cayó sólo un 0.3%, llegando a los 266.401.400. Asimismo, el consumo de esta cepa en Reino Unido también muestra una caída continua, llegando a consumir en el 2011 sólo 65.758.500 de litros, 3.6% menos que en el 2006.

Esta tendencia en el consumo de estos mercados, también se expresan en los números de las exportaciones de Merlot de Argentina.

En el periodo ya mencionado, el país dejó de enviar a Estados Unidos el 70% del volumen que exportaba en el 2010, pasando de 1.321.520 litros a 395.812 litros ene l 2012.

Asimismo, en valor la caída fue del 52,4%. Mientras que en el caso de Reino Unido el desplome fue del 41.4% en valor y del 42% en volumen. Siendo de este modo, realidades totalmente diferentes a lo que sucede en China.


Laura Saieg

Fuente: http://www.areadelvino.com