Un mercado montevideano con parrilla, mate y leche en botella

Luego de ocho años de obras, a mediados de este 2013 fue inaugurado en el barrio de Goes, a 10 minutos del centro de la capital uruguaya, el MAM, Mercado Agrícola de Montevideo. Recuerdo haber ido en innumerable cantidad de oportunidades a comprar frutas y verduras en su etapa anterior. La misma superficie actual albergaba puestos en donde solían ir a comprar las familias y los pequeños comerciantes. La primera impresión que tuve ahora al ingresar fue la de estar en un lugar absolutamente diferente. Salvando las distancias, casi la misma sensación de la primera vez que fui al Shopping de Punta Carretas, construido en donde antes funcionaba la cárcel del mismo nombre.

Montevideo bien podría pasar a llamarse la ciudad de los mercados o tal vez, podría comenzar a operarse el tour de los mercados.

La cita obligada de los turistas que llegan a la capital uruguaya es el Mercado del Puerto, un sitio sin igual inclusive, a nivel internacional, donde las bebidas típcas, las parrillas y restaurantes hacen las delicias de los comensales.

Hace pocos días estuve en el Mercado de la Abundancia, ubicado en las cercanías de la Intendencia de Montevideo y me encontré con la sopresa que todos los comerciantes se han asociado y ahora, no importa a que mesa se siente uno cuando  va a comer, el o la camarero/a le puede traer platos de cualquiera de los negocios.

Y en este Mercado Agrícola, diría que hay una exacta mezcla de propuestas.

La obra de restauración significó una inversión superior a los 11 millones de dólares. Los servicios que brinda incluyen ofertas de gastronomía, productos gourmet, decoración, artesanías, tiendas especializadas, plantas y flores, además de los tradicionales puestos de frutas y verduras que parecen verdaderas boutiques.

El Gobierno Departamental, tomó la firme decisión de recuperar el Mercado Agrícola como el epicentro para el fomento y recuperación del barrio Goes. En setiembre del 2006 la Administración Departamental recupera la Gestión del Mercado Agrícola y junto con él recibe la preocupante situación social en que se encontraba la zona.